Las técnicas ancestrales de creación de tintes naturales son realmente asombrosas de ver.

La semana pasada viajamos a San Juan la Laguna en el Lago de Atitlán. No fue un viaje esperado y fue super corto. Estuvimos muy felices de visitar a Ceci y Doña María, dos expertas en tintes naturales, y tener una conversación sobre cómo podríamos mejorar el proceso de teñido natural a mano, en términos de calidad, sostenibilidad e infraestructura.

Pronto lanzaremos nuestra nueva colección de ropa, y los tintes naturales están en el corazón de esta colección, lo que hace que este sea un viaje muy importante: tomarse el tiempo para pensar juntos en las múltiples formas en que esta antigua técnica podría avanzar.

Puede ver qué tan lejos está de Antigua, donde se encuentra la Embajada de Wakami. ¡Se necesitó un autobús, un bote y un tuc-tuc para llegar allí!

Ese mismo día también hicimos una parada adicional para visitar a Lucía, una mujer que vive al otro lado del lago. Lucia es la líder de un grupo Wakami que produce algunas de las pulseras que vendemos. Nos mostró su casa, incluida la terraza donde se reúnen todas las mujeres para trabajar en las pulseras. La vista desde su casa era tan hermosa; se podía ver el lago y los volcanes que lo rodeaban.

Es realmente inspirador y humilde conocer a estas mujeres que usan técnicas ancestrales para crear cosas: pulseras, telas teñidas a mano de forma natural que se convertirán en ropa de moda, bolsos y más, y saber que somos parte de su éxito.

Mientras dirigía la vista desde la terraza de Lucía, comencé a pensar en lo que realmente significa cuando decimos “hecho a mano por mujeres de diferentes comunidades”. Muchos de los productos que tenemos están compuestos por diferentes elementos que provienen de diferentes lugares. Pensé en todas las manos que tocan y crean estas cosas hermosas en su camino hacia nuestros clientes, todos los lugares de donde vienen, muchas manos en muchos pueblos. Honramos toda la magia, la energía, el trabajo y el amor que se pone en cada producto.

Me hizo pensar en cómo las materias primas se convierten en productos y las manos que las fabricaron también se transforman.

Cada comunidad tiene su propio conjunto de habilidades y técnicas que utiliza, así que esto me hizo darme cuenta de cómo cada decisión que tomamos en el proceso de diseño nos dice hacia dónde viajará este producto y qué manos lo crearán.

Y me pregunto, a veces, dónde terminarán estos productos. ¿Serán un regalo para una persona especial en una tierra lejana? ¿Una compra personal, para usar con un atuendo especial, o quizás todos los días con cada atuendo?

Estamos entusiasmados con el proceso de tinte natural y los posibles cambios de los que hablamos, y sobre todo lo que hará el proceso para la hermosa ropa que produciremos. Cuando lo lancemos te contaremos todos los detalles y lo que decidimos juntos.